martes, 3 de mayo de 2011

SEÑALES DESDE SATURNO



La nave Cassini (NASA) encontró recientemente que las señales de ondas de radio naturales procedentes del planeta gigante, difieren en los hemisferios norte y sur, una división que puede afectar a cómo miden los científicos la duración del día de Saturno. Pero las rarezas no terminan aquí, dicen los investigadores. Las variaciones en la señal – que están controladas por la rotación del planeta – también cambian drásticamente con el tiempo, aparentemente en sincronía con las estaciones de Saturno.

“Estos datos van a mostrarnos cómo de extraño es Saturno”, dice Don Gurnett de la Universidad de Iowa, que lidera el equipo de instrumentos de ondas de radio y plasma de Cassini, en un comunicado. “Creíamos comprender estos patrones en las ondas de radio de los gigantes gaseosos, dado que en Júpiter fue muy directo. Sin Cassini permaneciendo allí tanto tiempo, los científicos no habrían comprendido que las emisiones de radio de Saturno son muy distintas”.

Saturno se hace más extraño

Saturno emite ondas de radio naturales conocidas como Radiación Kilométrica de Saturno, o SKR para abreviar. A pesar de ser ondas inaudibles para los oídos humanos, para Cassini suenan como estallidos de una sirena de alerta aérea y varían con cada rotación del planeta. Los científicos de Cassini han convertido las emisiones de ondas de radio variantes de Saturno al rango de audio humano. Escuchemos...



Las observaciones de este tipo de patrones de ondas en Júpiter permitieron a los científicos medir la tasa de rotación del planeta, pero en Saturno, la situación ha resultado ser mucho más compleja, dicen los investigadores. Cuando la nave Voyager de la NASA visitó Saturno a principios de la década de 1980, las emisiones SKR del planeta indicaban que la duración del día en Saturno era de unas 10,66 horas. Pero más tarde, otra nave – incluyendo las sondas Ulysses y Cassini de NASA-Agencia Espacial Europea – encontraron que los estallidos de radio variaba– de segundos a minutos.

Otras observaciones de Cassini demostraron que las emisiones SKR ni siquiera eran un solo. En realidad son un dúo – pero los dos “cantantes” del planeta están desincronizados. Las ondas de radio que emanan del polo norte de Saturno tienen un periodo de alrededor de 10,6 horas, mientras que las que proceden del polo sur se repiten cada 10,8 horas, dicen los investigadores.
En la imagen se pueden observar los decibelios que alcanzan estas señales.

Entonces la situación se hizo aún más extraña.

En diciembre, Gurnett y su equipo publicaron un artículo usando datos de Cassini para demostrar que los periodos SKR norte y sur se intercambiaron en marzo de 2010. Es decir, el periodo sur decreció constantemente y el norte se incrementó, con los dos convergiendo a alrededor de 10,67 horas el pasado marzo. Esto sucedió siete meses después del equinoccio de primavera de agosto de 2009 en Saturno, cuando el Sol brillaba directamente sobre el ecuador del planeta. Desde el cruce, el patrón ha continuado, con el periodo de las emisiones SKR del sur decrementándose y las del norte aumentando, dicen los investigadores.

Revisión de las señales de Saturno

Ver el extraño cruce de ondas de radio llevó a los científicos de Cassini a revisar las observaciones de anteriores visitas de Cassini. Encontraron patrones similares en los datos de Voyager de 1980, así como de observaciones de Ulysses tomadas entre 1993 y 2000. En ambos casos, las variaciones en la emisión de radio diferían de un hemisferio al otro. Y en ambos casos, el extraño comportamiento de las ondas de radio llegó a menos de un año de los equinoccios de Saturno, dicen los investigadores.

Pero, ¿qué está pasando? Los científicos de Cassini no creen que las diferencias en los periodos de las ondas de radio tengan que ver con que los hemisferios de Saturno roten a ritmos distintos en realidad. Probablemente los cambios en la señal están provocados por variaciones en los vientos de gran altura en los hemisferios norte y sur, dicen los investigadores. El comportamiento de la magnetosfera de Saturno – la burbuja magnética de rodea todo el planeta – también es probable que esté teniendo un impacto, añade.

El telescopio Hubble encontró auroras en el polo norte y sur de Saturno.

En un estudio distinto, los investigadores usaron observaciones del Telescopio Espacial Hubble de la NASA para encontrar auroras en el norte y sur – espectáculos de luz causados por la interacción del viento solar con el campo magnético de Saturno – oscilando arriba y abajo en latitud dentro de un patrón que encajaba con las variaciones SKR, dicen los investigadores.

Y otro estudio demostró que el campo magnético de Saturno por encima de los polos del planeta variaba en el tiempo con las auroras y las emisiones de ondas de radio. “La lluvia de electrones en la atmósfera que produce las auroras también produce las emisiones de radio y afecta al campo magnético, por lo que los científicos creen que todas estas variaciones que vemos están relacionadas con la cambiante influencia del Sol sobre el planeta”, dice Stanley Cowley de la Universidad de Leicester, científico de Cassini y coautor de dos recientes artículos sobre el campo magnético de Saturno.

La nave Cassini de la NASA se lanzó en 1996 y llegó a Saturno en 2004. También llevaba a bordo el aterrizador Huygens de la Agencia Espacial Europea, el cual aterrizó en Titán, la luna de Saturno, poco después de su llegada a la órbita del planeta anillado. La nave completó su misión primaria de explorar Saturno, sus anillos y lunas en 2008. Desde entonces, la misión Cassini a Saturno se ha extendido dos veces, la más reciente hasta 2017.

Fuente: SPACE.COM


Comportamiento de la magnetosfera de Saturno.

Quantum opina:

A todo esto debemos destacar el papel que juega el sol sobre la burbuja magnética de Saturno, haciendo que oscile de manera inusual. Se cree que estas emisiones de radio producen una lluvia de electrones en la atmósfera que afectan al campo magnético, produciendo estas variaciones en el planeta. Durante los primeros días del presente año (2011) la disposición del sol continúa apuntando hacia el polo norte de Saturno, demostrando que las señales de radio del norte de ese planeta se acrecentaron a 10,71 horas, mientras que el período del sur siguió disminuyendo hasta las 10,54 horas.

Según los últimos estudios, la desviación en ondas de radio registradas en la rotación de Saturno es dispareja tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, de igual modo la diferencia rotacional de ambos hemisferios cambia de ritmo según las estaciones saturnales. Estos documentos son importantes para ayudar a explicar la danza complicada entre el sol y la burbuja magnética de Saturno, algo que normalmente es invisible para el ojo humano e imperceptible al oído


fuente : Quantum